fbpx

Crónica de una paritaria que honra la Ley 14656 y cuando la realidad supera la Ficción

Si de algo esta Institución está segura es que en sus 86 años de existencia nunca tuvimos la necesidad de realizar un descargo de esta magnitud.

Tener la obligación de esclarecer un hecho de la gravedad como el que nos ocupa nos coloca en una situación por demás incómoda y penosa, particularmente para quienes tenemos la responsabilidad y obligación de defender los derechos de los trabajadores.

Al inicio de esta nueva etapa en las paritarias Municipales, se daba una situación única y compleja, se modificaban todas las autoridades de la mesa que abordaría las condiciones laborales y económica de más de 4000 trabajadores Municipales.

El sindicato de Trabajadores Municipales por tener a cargo la secretaría administrativa, le solicita al Poder Ejecutivo mediante nota oficial, y que por una cuestión de orden administrativo, que cada parte haga saber quiénes serían los integrantes titulares y suplentes, agregando que cada institución debería acreditar su representatividad, sea con la personería gremial o con la simple inscripción, más certificado de autoridades donde exprese finalización de mandato expedido por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

El propio Ejecutivo, el HCD y el STM, presentaron a sus miembros paritarios titulares y suplentes, hasta que llegó el turno de Asociación de profesionales, que no pudieron acreditar la documentación respaldatoria que acreditara la representación de sus afiliados, esto significa que el Ministerio de Trabajo no le había expedido certificado de Autoridades y simple Inscripción debido a que fue en el año 2007 que dicha institución presentó su último acto administrativo para ser reconocido como Sindicato con representación para sus afiliados cotizante.

¿Qué significa esto?

Que durante 13 años, nunca presentaron ante el MTEySS  ni la Memoria\balance de su institución, nunca realizaron un llamado a elección como lo indica la ley 23551, lo que implicaría Asamblea para elección de junta electoral, publicación en periódico, etc.

La secretaria general – Mariana Papucci- se comunica con el compañero Miguel Agüero para saber si, a pesar de carecer de representatividad y de encontrarse en la ilegalidad a nivel sindical, era posible sentarse igual en la mesa de paritarias, frente a lo cual el propio Sec. General del STM les comunica que no era él justamente quien daba ese tipo de autorización, se le propuso que hagan una reunión con el Poder Ejecutivo por afuera de paritarias para que esto no se difundiera y que ellos no pongan en riesgo su prestigio ante sus pares, más por el momento excepcional que se estaba viviendo con la pandemia que azota al mundo; que lo mejor era no hacerlo público debido a la connotación que se iba a desatar por la desprolijidad de tantos años ante sus afiliados, teniendo en cuenta que el organismo de contralor los desconocían como entidad gremial.

En resumidas cuentas, la Asociación que decían representar, se encontraba acéfala de autoridades, y la Comisión Directiva no podía, ni puede, representar a los afiliados en ningún acto de carácter institucional como lo son precisamente las PARITARIAS MUNICIPALES.

El día de la reunión paritaria, se pretendió hacer creer, a través de una publicación en redes sociales, que la imposibilidad de “sentarse” en la mesa para discutir el aumento salarial para los empleados municipales, era responsabilidad y decisión del STM. Afirmación totalmente falaz, maliciosa y con una clara intención de desviar la atención de su propia irregularidad, de su propia responsabilidad, de su propio incumplimiento frente a las autoridades de contralor como lo es el Ministerio de Trabajo.

Entendiendo que no era propicio presenciar semejante denigración a una Institución que supuestamente eran invitados de honor como consta en libro de actas de la mesa de paritarias según Ordenanza 14021 ya que no eran parte oficial de la misma.

No entendemos porque semejante agravio en el comunicado que realizo esta supuesta entidad por medios públicos tergiversando la realidad ya que su propia responsabilidad hizo que no sea posible la participación y no justamente el STM.

Podemos entender su frustración, pero no por ello permitir el agravio y la mentira. Como a cualquiera, y principalmente por ser profesionales, les corresponden las generales de la ley.

En situaciones similares, y hasta de menor gravedad, se ha tildado de corruptos a los dirigentes sindicales.

Uds., durante más de 13 años, manejándose en el total anonimato administrativo, recaudando y utilizando recursos económicos de sus afiliados, quienes abonan mensualmente su cuota sindical, son los únicos y exclusivos responsables de no poder hoy ejercer la representación gremial de los empleados municipales del sector de la salud.

Pretender ahora achacar responsabilidad a terceros es una muestra más de lo que ha sido su conducta durante todos estos años.

Exhortamos, y pedimos, por la salud sindical de sus representados, regularicen su situación administrativa, expongan y den a conocer sus balances, llamen a asamblea, elijan legalmente sus autoridades, y luego SI, podrán y tendrán el pleno ejercicio constitucional de discutir las condiciones de trabajo de aquellos trabajadores que dicen representar.

CARTA DOCUMENTO

Enlace para acceder a la Carta Documento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *