Con el fin de mantener los inmuebles en buen estado, generar nuevos lugares para que disfruten los afiliados y con el afán de crecer y no descuidar todo lo conseguido. Bajo esos objetivos, y muchos más, trabaja la Secretaría de Infraestructura del Sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca.

Complejo Sindicato Trabajadores Municipales

Para contarnos cual es el presente de éste área del gremio, el secretario de infraestructura Pedro Riquelme, y la subsecretaria Lorena Malvar, nos dieron un pantallazo de la actualidad y nos contaron su trabajo en el día a día.

Así como también, en que se hizo hincapié en el último tiempo, su metodología, y los nuevos proyectos que asoman en el horizonte.

   “La Secretaría de Infraestructura se encarga del mantenimiento y de todo aquel proyecto que surja de nuevas obras o de las mejoras mismas, en el hecho de presupuestar u organizar. Pero siempre se depende de la Secretaría de Finanzas y, por su puesto, del secretario general (Miguel Agüero)”, explicó Lorena.

La secretaría en este ultimo tiempo se abocó más que nada a la refacción de lo que es el predio del Sindicato. Se puso en valor el quincho número 1. Además, en Monte Hermoso se cambiaron ventiladores por aire acondicionado frío calor, se cambiaron los techos”.

“En realidad se hizo un relevamiento en todo lo que es para el afiliado, hacía muchos años que no se hacía nada. Entonces, lo primero que se hizo desde la secretaría fue poner en valor todo lo que necesitaba el afiliado”, comentó Pedro.

“También se hicieron -agregó- dos cabañas en Sierra de la Ventana, en un lugar que era solo para acampar. Y, este año, también se esta limpiando una parte para poder hacer un quincho mejor al que tenemos, que corre riesgo por el arroyo. En eso es en lo que más nos abocamos desde la Secretaría”, apuntó Riquelme.

   –¿La idea es ir mejorando lo que hay y, de a poco, poder sumar cosas nuevas?

Lorena Malvar: Eso es algo a destacar, porque nunca se afecta a toda la partida presupuestaria en la proyección o el anhelo de tener algo más. Sino que en la misma partida presupuestaria está el afán de crecer sin descuidar lo que tenemos en pie. O sea, el mantenimiento es algo que se respeta, se defiende. Porque al estar en uso, se desgasta y en el afán de querer hacer algo nuevo se desatiendo mucho las cosas de mantenimiento. Sumale a esto que nosotros tenemos una constante demanda con el inmueble de Castelli al 200, donde funciona la guardería “Te Veo Bien”. Eso implica una partida presupuestaria interesante, para que ese inmueble funcione y se vaya ayornando a todo lo que pida el sistema educativo. Hay muchas cosas que dependen de ese número que si bien es bastante fijo, hace al mantenimiento de los lugares.

  –¿Con qué frecuencia se fija ese presupuesto?

LM: Se trabaja mensualmente, con fechas prefijadas. Se tiene un ordenamiento, que desde ya, lo va planificando el secretario de finanzas. Al cual nosotros debemos ajustarnos y proponer diferentes presupuestos y diferentes formas de pago como para poder cerrar la operación con quien sea.

El predio, un lugar clave

Un sitio de referencia importante con el que cuenta el gremio es el predio y las instalaciones que posee en Avenida Cabrera y Fortaleza. Un lugar de esparcimiento principal para el disfrute del afiliado.

“Estamos tratando de acomodar una cancha con vestuarios profesionales en el predio. En el SUM también se cambió los aire acondicionados que habían, que ya estaban obsoletos, se cambiaron por calderas de frío y calor”, dijo Pedro.

“La idea fue más que nada tratar de mejorar lo que había para que el afiliado esté tranquilo y conforme. El predio está en un gran estado, el afiliado puede ir tranquilo a disfrutar con la familia. Y también está el proyecto de poner fogones con la idea de que en un futuro no muy lejano se pueda aprovechar más los espacios” se ilusionó el secretario.

“En este lugar, la Obra Social DOSEM, hizo una pista de salud a la cual se le sumaron todas las luminarias. Esta obra se entregó y es notable ver el parque todo iluminado, es algo muy lindo y está en tratativas en que se inicie el resto del circuito y que la Obra Social nuestra, en nuestro inmueble, siga avanzando. Que, de hecho, ya hay algunos chicos que están haciendo allí, con sus acompañantes terapéuticos, trabajos de rehabilitación. La verdad que es muy satisfactorio esto”, apuntó Lorena.

Y agregó: “Se está presupuestando la remodelación de uno de los quinchos, hay que terminar para poder inaugurar un salón muy importante que está frente a la cancha de fútbol. Si bien la infraestructura en sí está terminada, estamos presupuestando todo lo que es revestimiento y la instalación eléctrica que no es menor. Es otro desafío costoso”, admitió.

Otros dos sitios en los que se ha trabajado es en los inmuebles con los que el sindicato cuenta en las localidades vecinas de Cabildo y General Cerri.

“En el quincho de Cabildo se hizo la puesta en valor, se refaccionó la parte del fogón y se puso aire acondicionado. Estamos también avanzando con la obra de Cerri, ya que a los compañeros de allá les cuesta mucho venirse hasta Bahía a festejar un cumpleaños, entonces se está haciendo un quincho importante para que ellos tengan su lugar allá”, explicó Riquelme.

“En Cerri se terminó lo que es la obra de agua y ese está preparando todo para hacer lo de luz. En Cabildo se hizo mucho mantenimiento, aunque es un inmueble que necesita algo más. Hace muchos años que está y en ese predio cuentan que antes hubo un desecho y en los pocos metros que hay de construcción han cedido mucho los suelos como consecuencia de los años. Se la han ido haciendo ajustes”, sumó Malvar.

El afiliado

El trabajo de la secretaria tiene, entre otros, el objetivo principal de darle mejores condiciones al afiliado. Quienes muchas veces son los que acercan las inquietudes que se vuelven clave para ir mejorando en distintos aspectos.

“Todo se hace con la comisión directiva, el afiliado lleva su inquietud y nosotros, junto con la Comisión, lo evaluamos y vamos haciendo lo que se puede y se necesita en el momento”, contó Pedro.

Pero además, el afiliado cumple un rol fundamental en el uso y cuidado de estos inmuebles y sus beneficios para que estos perduren en el tiempo y pueden ser disfrutados de la mejor manera.

“No solo es importante el rol del afiliado, es satisfactorio también buscar la regulación. Que el afiliado haga uso esto de implica que tengamos que predicar un sentido de la pertenencia. Para que estos costos de puesta en valor empiecen a aminorarse, es decir, que se tenga un desgaste lógico pero no del maltrato. Es mucho el trabajo que se hace. Yo siempre digo que en tanto y en cuanto uno pueda tener sentido de la pertenencia es cuando uno mejor usufructúa o cuida lo que tiene. La mirada de crecimiento también es otra, la crítica está buena y nos ayuda. Es parte de la infraestructura también, si bien no tiene un costo, ir modificando las pautas de entrega de un quincho, en el control de las vajillas, en la cantidad de personas que pueden entrar en la cabaña, etc. Son un montón de cosas en las que hay que crecer”, enfatizó Lorena.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here